ENVÍO GRATUITO A PARTIR DE 59 €

Los principales países productores de café

 

¿Te has cuestionado alguna vez de dónde procede el café que consumes? Son más de 70 países los que se dedican a la producción de la segunda bebida más consumida del mundo, si bien algunos tienen mayor peso que otros.

Por ejemplo, Colombia, Brasil y Vietnam representan entre los tres en torno al 33% de toda la producción cafetera, estando incluso por encima del continente africano, de donde es originaria la planta.

Acompáñanos con la lectura de este post si quieres conocer a fondo cuáles son los países productores de café más importantes, así como cuáles son sus orígenes y algunas características concretas de cada zona.

Brasil: mayor productor de café

Los datos demuestran que Brasil es el mayor productor de café del mundo, abarcando el 38% de dicha producción mundial, correspondiendo un 20% de los cultivos a variedades arábigas y un 80% a café robusta.

Pero esta supremacía no es de siempre. La introducción del café en Brasil llegó de la mano de un sargento, quien aprovechó uno de sus viajes a la Guayana Francesa para traerlo consigo de forma clandestina.

Botín que acabaría plantándose y cosechándose en la región norteña de Pará, más adelante se extendería a Rio de Janeiro, aunque hoy por hoy es en otras zonas del país donde se han continuado los cultivos.

Brasil tuvo una época de consolidación de su producción cafetera, limitándose de forma exclusiva al comercio local, pero a mediados del siglo XIX su situación cambió como consecuencia de las intenciones comerciales de los empresarios brasileños, que centraron todos sus esfuerzos sobre esta materia prima.

Rápidamente aumentó la producción, tanto que dio lugar a una bajada de precios generalizada y que permitió que este producto se popularizara y pudiera ser adquirido por todos, no solo a nivel nacional sino mundial.

Actualmente, como uno de los países productores de café más importantes, se calcula que se destinan algo más de 2,1 millones de hectáreas a la obtención del café, lo cual genera 8,5 millones de empleos destinados al cultivo tanto de café arábiga como robusta (conocido en Brasil como Conilón), gracias a la gran diversidad de producción cafetera.

Vietnam: el segundo país productor de café

En torno a 1860, la llegada de unos misioneros franceses a este país, quienes portaban esta materia prima procedente de la isla de Bourbon, dio lugar al inicio de la producción de café en Vietnam, hoy establecido como el segundo país productor de café, con un 15% de la producción mundial.

La llegada de los cafetos franceses iniciaron el cultivo, pero el éxito del café en este lugar no se produjo hasta principios del siglo XX, cuando comenzaron a aparecer más y más explotaciones. Si bien, la situación tan inestable del país en ese siglo conllevó al exilio de gran parte de la población y al abandono intermitente de los campos de cultivo.

Lo cierto es que no fue hasta casi entrados los años 90 del siglo XX cuando la producción de café comenzó a avanzar considerablemente. Momento en el que comenzó también su exportación y el aumento de las empresas involucradas en esta industria, dando lugar a la consolidación de Vietnam como el segundo país productor de café antes de entrar en el siglo XXI.

Después del arroz, el café es su principal cultivo, con una extensión de más de 600.000 hectáreas,  con aproximadamente el 70% destinadas a la variedad de café robusta, y que se exporta con una estrategia comercial efectiva, centrada en la gran relación calidad-precio de estos cafés producidos en grandes cantidades.

Colombia entre los tres mejores países productores de café

El podio de los principales países productores de café se completa con Colombia, lugar que de hecho es muy popular por este producto y, concretamente, es el mayor país productor de café suave del mundo desde los años veinte; y su producción es 100% arábiga.

En cuanto a su historia, lo cierto es que existen varias versiones: por un lado hay quien indica que los cafetos llegaron a Caracas junto a un jesuita en 1730, mientras que otros reclaman su llegada años más tarde, en 1787, por medio de un viajero que venía de las Guayanas a través de Venezuela.

Si bien del café colombiano lo que importa a estas alturas no es tanto su origen como las razones de su gran popularidad. Este país posee unas condiciones climáticas altamente favorables, encontrándose las plantaciones en altitudes que alcanzan los 2.000 metros, formando microclimas entre los 18º C y los 24º C, que garantizan la inexistencia de heladas.

Condiciones que unidas a la gran labor de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia ha dado lugar a un mercado cafetero colombiano más controlado, próspero y equilibrado.

Indonesia entre los principales países productores de café de gran calidad

Continuando con nuestro ranking de los principales países productores de café, Indonesia también destaca entre ellos. El cultivo de café en este lugar comenzó a finales del siglo XVII con la llegada de los europeos a las islas.

Su producción abarca tanto el café arábiga como robusta, que se caracterizan por su gran sabor y por sus matices complejos. Sus cultivos se concentran en las regiones de Sumatra, Java y Sulawesi en torno a un 80%, destacando de estos tres el primer lugar mencionado, donde se cultiva café arábiga, con una fina acidez y sabores de fruta tropical y cítricos.

Cada año producen más de 600.000 toneladas y destaca por ser el país originario del café más caro del mundo, el Kopi Luwak, cuyo precio ronda los 400 euros el kilo.

Etiopía: el café de origen de casi todos los cafetos arábigos

Casi todos los cafetos arábigos proceden directa o indirectamente de Etiopía. Los datos lo posicionan como el quinto país productor de café, y ya era utilizado en el siglo XIV por las tribus del lugar.

Este sitio produce cada año casi el 4,5% de la producción mundial, unos 7,6 millones de sacos de café en grano, que son de reconocida calidad. Granos que dan lugar a cafés con un sabor auténtico e inconfundible, un aroma intenso y el toque justo de acidez.

Entre las regiones más destacadas está Sidamo, territorio fértil de frondosos bosques, gran altitud y un clima tropical con abundantes precipitaciones, que dan lugar a un grano de calidad superior, haciendo del café etíope uno de los mejores.

Honduras: uno de los mejores países productores de café con un cultivo respetuoso

Aunque la producción en Honduras es inferior a la de los países mencionados anteriormente, la calidad del café hondureño es tal que no puede faltar en nuestro ranking de los países productores de café, con una cosecha de algo más de 7 millones de sacos de café al año.

En Honduras se centran en la obtención de la variedad de café Arábiga, sus cultivos se ubican a gran altitud y bajo la sombra, y su café destaca por ofrecer sabores afrutados y ligera acidez, como por ejemplo, la variedad pacamara, cuya calidad es reconocida a nivel mundial.

Hay que destacar que la forma de cosecha bajo sombra mantiene a salvo la biodiversidad, albergando todo tipo de especies animales y vegetales, que dan aún mayores beneficios al suelo donde crece de uno de los mejores cafés.

India entre los 10 principales países productores de café

El origen del café en la India, como en otros casos, se ha entremezclado entre leyendas y hechos reales. Así, se ha consolidado la leyenda de que el santo Baba Budan consiguió traer siete granos de café a este país, escondidos en su túnica, tras su regreso de una peregrinación a La Meca.

En un primer momento la producción de café en la India no obtuvo gran protagonismo, y no fue hasta entrado el siglo XIX, con el aumento del gusto por estos granos, cuando comenzó a fomentarse estos cultivos con mayor interés comercial, experimentándose un aumento exponencial del terreno destinado a los cafetales.

Hoy por hoy, la mejora en este sector es palpable en todos los sentidos, conseguida gracias a los años de experiencia de los productores y comerciantes cafeteros, lo cual ha dado lugar a que la India se encuentre entre los 10 principales países productores de café.

Costa Rica: el mejor café sostenible

Continuando nuestro paseo por los países productores de café, el origen del café en Costa Rica se sitúa a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, como consecuencia de la llegada de semillas procedentes de las Antillas.

Su producción es mayormente arábiga, con unas características y matices muy favorables para el gusto y el olfato de quien lo bebe. Las cosechas se desarrollan en suelos muy fértiles de origen volcánico y escasa acidez, ubicadas a grandes altitudes, entre los 800 y los 1.600 metros dependiendo de la plantación.

Asimismo, de este país destaca la sostenibilidad en las cosechas, el café sostenible, donde destacan las buenas prácticas agrícolas con el manejo de la sombra y la renovación de los cafetales, y procurando una alta diversidad biológica y las mínimas aplicaciones de productos químicos.

Esta sostenibilidad se extiende, además, al entorno social, económico y laboral, ya que parte de los esfuerzos en este país y sobre este sector se destinan a cultivos de cooperativas, concienciadas en dar trabajo y proporcionar bienestar a la población costarricense bajo las mejores condiciones, como es el caso de la Cooperativa Tarrazú.

Nicaragua: un café de calidad superior

El café de Nicaragua también se cultiva bajo sombra, en tierras fértiles y a alturas adecuadas, para dar lugar a un grano de gran calidad, también como consecuencia de su cosecha tradicional que evita a toda costa los productos químicos, y fomenta los abonos orgánicos, los controles biológicos y la recolección manual para su mejor cuidado.

Como resultado, el café que se obtiene en Nicaragua es de un sabor excepcional, con sabores afrutados, y un toque cítrico y de chocolate.

Kenia: conocida por producir uno de los mejores cafés del mundo

Kenia está considerada como uno de países productores del mejor café, gracias a sus cultivos, de variedad arábiga, que se ubican en terrenos fértiles de origen volcánico y de gran profundidad, también expuestos a elevada altitud.

Estos factores influyen positivamente en su sabor, dotado de mayor acidez e intensidad, al igual que su aroma. Concretamente, destaca la región de Kirinyaga, en la vertiente del Monte Kenya, donde las condiciones orográficas son inmejorables para que crezca uno de los mejores cafés del mundo.

¿Quieres probar el café de alguna de estas procedencias? Descubre en Cafés Roma los magníficos e interesantes sabores que producen los cultivos de todo el mundo.